Miles de brasileños salen a la calle para protestar contra el Gobierno de Bolsonaro por su gestión de la pandemia