La muerte de la viuda de Pinochet agita el cierre de la campaña electoral más polarizada en Chile