La oposición venezolana avanza dividida hacia las elecciones del 21N