El presidente de Ecuador decreta el toque de queda y el control militar de Quito