Más de 110 muertos, algunos decapitados, en una guerra entre bandas en una cárcel de Ecuador