Venezuela se enfrenta a su peor momento debido a la crisis mundial del crudo (y del coronavirus)