Venezuela se queda sin diésel