Médicos chinos al borde del colapso por el coronavirus: "Si descanso, me llaman traidor"