Agreden y arrojan orina a un reportero de Melbourne cuando informaba sobre las protestas por el confinamiento