Graves inundaciones en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, que ha tenido que ser evacuado