Un terremoto de 5,9 sorprende en directo a dos presentadores de televisión en Melbourne