Tonga sufre una de las erupciones volcánicas más violentas jamás registradas