Australia: una gran tormenta de polvo y una granizada se suman a los incendios