La pandemia deja ya más de 1,5 millones de muertos en todo el mundo

Estados Unidos se asoma al abismo de la pandemia en el peor de los momentos