Un crucero, a punto de estrellarse contra el puerto de Venecia durante una tormenta de granizo