La prisión apodada “catedral del horror” comunista de Berlín quiere ser lugar de memoria

La prisión apodada “catedral del horror” comunista de Berlín quiere ser lugar de memoria