El papa, al lado de las ONG: “Hay que ayudar a los últimos”