Los talibanes cuelgan en plazas de Herat los cuerpos de cuatro secuestradores para "dar ejemplo"