Un terremoto de magnitud 7,5 provoca temblores en México y deja de momento cuatro muertos