Los trenes a Milán, vacíos por el coronavirus