Una veintena de personas ataviadas con casco podrán asistir a la primera misa en Notre Dame tras el incendio

Una veintena de personas ataviadas con casco podrán asistir a la primera misa en Notre Dame tras el incendio