Cuando tu cuadrilla se hace llamar 'Los Tristes' y te toca el Gordo