El canto a pleno pulmón del 72.897, el Gordo de Navidad de 2020