Sánchez e Iglesias llegan a la investidura con una ruptura casi total

Sánchez e Iglesias llegan a la investidura con una ruptura casi total