Arde Barcelona: las marchas independentistas invaden calles y el aeropuerto