El cañón de agua de los antidisturbios desinfectará las calles de Madrid