Besamanos: origen, aciertos y errores