El rey emérito llega a Madrid para verse con su hijo Felipe en una cita incómoda

El rey emérito vuela a Madrid para verse con su hijo Felipe en una cita incómoda