La especial relación de Felipe VI con los Princesa de Asturias empezó en un minuto y 28 segundos