El guiño de Letizia a la moda sueca, con un vestido de H&M, en la cena de gala de Estocolmo