Felipe VI y la ministra de Hacienda, juntos un día después de que el rey emérito regularice 4 millones de euros