El rey, en los premios ABC: "La libertad de prensa aporta un oxígeno que vivifica la democracia"