El Consejo de Estado recomienda al Gobierno adaptar la ley para cubrir el vacío que deja el estado de alarma