Escrache a Colau de un grupo de sindicalistas