Los daños de los altercados en las protestas de Barcelona se estiman en 128.000 euros