Nueva noche de violencia en Barcelona tras una tarde de manifestaciones pacíficas