Muchos barceloneses apoyan las marchas pero no secundan la huelga

Barcelona, de manifestación