Sánchez respalda en Barcelona a los agentes heridos, entre abucheos del independentismo