Los CDR lanzan ácido y adoquines a la policía