El aeropuerto de El Prat, epicentro de las movilizaciones independentistas