Brutal paliza a un CDR, rodeado por ultraderechistas en Barcelona