Tras el cese de Álvarez de Toledo, Casado anuncia "una oposición sin trincheras ni palabras como puños"