La nueva consulta pactada por PSOE y ERC dispara la tensión ante la investidura

Pedro Sánchez y Pablo Casado