Abascal anuncia un aluvión de querellas contra Sánchez, contra Marlaska, y contra el estado de alarma

Santiago Abascal junto al ministro Marlaska