Silencios eternos, voces metálicas y comentarios 'impropios': Moncloa estrena las preguntas en directo