Un juzgado canario dicta la primera condena de cárcel por romper la cuarentena