Los destrozos en las protestas por Pablo Hasél le cuestan un millón de euros al Ayuntamiento de Barcelona

disturbios bcn pablo hasel