Dudas, improvisación y discrepancias: lo que se sabe y lo que no del bono cultural