Abascal se encara a un grupo de manifestantes que le increpaban en un acto de campaña en Tarragona