El expresident José Montilla, presidente de una mesa electoral en Sant Just Desvern